Marie Poussepin

Marie Poussepin

Nace en Dourdan, Francia, el 14 de octubre de 1653 en un hogar cristiano y trabajador, ocupado en el arte de medias de seda tejidas con aguja.

Su Padre y su madre cristianos comprometidos”; él colaborador en la gestión de la fábrica parroquial, ella, tesorera de la Cofradía de la Caridad, al servicio de los pobres enfermos. De niña aprende aprisa a dar su sonrisa, su alegría y su tiempo a quienes la rodean.

Más tarde, ella contribuirá al desarrollo económico de Dourdan, transformando el taller paterno en una manufactura de tejido de medias, ejerciendo con los aprendices un rol social de precursora, sin abandonar una acción caritativa, alimentada por la espiritualidad dominicana.

El año 1696 marca el gran giro de su vida: una vocación totalmente consagrada a Dios y a los demás.  Se retira a Sainville, -una aldea donde la ignorancia era grande- para fundar allí una Comunidad de la Tercera Orden de Santo Domingo, para instruir a las jóvenes del campo y servir a los pobres enfermos. Así, da a la Iglesia y al mundo, “la primera hermana de la caridad dominica”.

“Obrera de la Providencia”, consagra su patrimonio, y toda su vida, a esta misión. Pronto, puede enviar a otras parroquias a las jóvenes que ella ha formado en este estilo de vida comunitaria, fraterna y orante.

Las Hermanas se entregan a la acción educativa y hospitalaria llevando una vida de oración, de trabajo y de pobreza.

Marie Poussepin enseña que el servicio de caridad debe estar en relación directa con la intensidad de la contemplación y el anuncio de la Palabra. Quiere llevar a todas partes el conocimiento y el amor de Jesucristo.

Escoge como patrona de su Comunidad a la Virgen María en el Misterio de la Presentación en el Templo.

Marie Poussepin entrega su alma en las manos de su Señor, el 24 de enero de 1744 a los 90 años de edad. Deja un centenar de Hermanas en veinte comunidades repartidas en seis diócesis.

Después de la Revolución y el expolio de la Casa de Sainville, la Casa Madre se establece en Janville, en 1803, y después se desplaza a Tours en 1813.

Esto será el punto de partida de la expansión de la Congregación en la Turena, en Francia, España, Colombia, e Irak…

Las Hermanas, después de ella, herederas de su Carisma se esfuerzan en responder a las llamadas de su tiempo, a la urgencia de la evangelización.

Beatificada el 20 de noviembre de 1994.

Marie Poussepin ha dejado huella.
Vivió al Servicio de la Iglesia en el ejercicio de la Caridad. 

Síguenos >>>   

Síguenos >>>   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *