Liturgia y Vida

La liturgia es el medio por el cual se ejerce la obra de la Redención. ELLA ES ACTUALIZACIÓN DEL MISTERIO DE LA SALVACIÓN.

Es el culto público de adoración que se rinde a Dios, ante todo mediante el sacrificio Eucarístico.

  • Contribuye a que los fieles expresen en su vida y manifiesten a los demás el misterio salvador de Cristo y la naturaleza de la verdadera Iglesia. S.C. 2
  • La liturgia es la fuente y cumbre de la vida eclesial.
  • Es alabanza a Dios y oración de la Iglesia con Cristo a la cabeza e impulsada por el Espíritu Santo.
  • Es la meta a la cual tiende la acción de la Iglesia, y la fuente de la cual dimana su vitalidad.
  • Es la fuente de la caridad y de ella se deriva toda la acción pastoral y caritativa de la Iglesia.
  • Es VIDA, es ritual; recibe VIDA y se continúa en la vida, por ello la liturgia es fuente, centro y culmen de la vida cristiana. Se expresa en ritos que manifiestan la belleza y la sublimidad de Dios y permiten entrar en el MISTERIO.
  • Juntos celebremos en comunidad el Misterio Pascual que tiene toda la potencia para transformar nuestra vida.
  • Cada Eucaristía que celebramos es el hoy de la Pascua de Cristo y el hoy de nuestra salvación.
  • La liturgia es el Misterio de Salvación realizado por Cristo con su pasión, muerte y resurrección.
  • La liturgia comprende la Eucaristía, la vida Sacramental y la liturgia de las Horas. Está precedida por la FE y está en el corazón de la Iglesia.
  • El Misterio de Salvación (la Eucaristía) debe ser una celebración participada y consciente, vivida por todos. Es obra de todo el pueblo, por eso todos somos asamblea de LITURGOS.
  • Una celebración fervorosa, bella y atractiva, hace sentir la sublimidad del Misterio de nuestra Salvación, por lo tanto exige espiritualidad, es decir vida.
  • La celebración del Misterio es siempre un llamado a la CONVERSIÓN.
  • La celebración del Misterio de nuestra Salvación está conectada a la vida pues es fuente de transformación.
  • La liturgia no se hace de innovaciones sino de repeticiones solemnes. Siempre se hace lo mismo por medio de signos porque la Eucaristía ES SACRAMENTO.
  • La liturgia exige reverencia en la celebración y responsabilidad en la preparación.
  • La liturgia del DÍA DEL SEÑOR debe ser celebrada con toda la solemnidad que merece la actualización del Misterio Salvador de Cristo Vivo y Resucitado. El día del Señor, el día del descanso, debe ser un día de acción de gracias al Señor vivido en la alegría.
  • La música y los cantos sagrados deben ser diferentes a los paganos. Hay música barata que no ayuda a entrar en el Misterio.

En consecuencia tengamos presente en la celebración:

  • El primado y centralidad de Dios.
  • Amplio espacio al silencio para permitir la escucha.
  • Su dimensión comunitaria (no pertenece solamente al clero o a los ministerios) es acción de todo el pueblo de Dios.
  • La celebración del misterio exigen de toda la Asamblea una participación activa que no consiste en funciones sino en el testimonio de reverencia, adoración y acción de gracias a Dios de cada uno de los creyentes.

* Apartes del II congreso internacional de Liturgia -Arquidiócesis de Medellín 2014-

Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación de la Santísima Virgen *Provincia de Medellín

Síguenos >>>   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *