Cuaresma – Ciclo C

¡TIEMPO DE CUARESMA!

Ayunen los ojos de toda mirada curiosa…
Ayunen los oídos, no atendiendo a las palabras vanas y a cuanto no sea necesario para la salud del alma… 
Ayune la lengua de la difamación y la murmuración, de las palabras vanas, inútiles… 
Ayune la mano de estar ociosa y de todas las obras que no sean mandadas. 
Pero ayune mucho más el alma misma de los vicios y pecados, y de imponer la propia voluntad y juicio. 
Pues, sin este ayuno, todos los demás son reprobados por Dios.
(San Bernardo, Sermón en el comienzo del ayuno).

Síguenos >>>   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *